sábado, 23 de septiembre de 2017

Cosas que los adultos no pueden entender

Una novela con un par de giros inesperados, con personajes simpáticos y una historia conmovedora.

Sara es una niña que vive con su mamá y su nana, su vida es tranquila hasta que su abuelo, el papá de su mamá, anuncia que va a casarse. La mamá no toma bien la noticia y se niega no solamente a ir ella al enlace, sino que trata de impedir que Sara asista. Para obtener el permiso de asistir ideará un plan con la ayuda de su tío, pero todo se sale de control y es cuando los giros inesperados convierten la historia en un enredo.

Me cayeron muy bien los personajes desde un principio, incluso la mamá que parece intransigente en cuanto a la vida amorosa de su papá, es una abogada que defiende mujeres y eso le da un plus al personaje. El papá, a pesar de no vivir en la misma casa, juega un papel importante en la vida en general y en el plan en particular, me hubiera gustado saber más de él.

Los dos tíos son casi opuestos y eso le da también un toque gracioso. La nana y sus dichos le dan un toque divertido y los maestros, en especial la directora complementan muy bien el elenco de adultos con un propósito.

Recomendable tal vez para pubertos todavía niños en el interior aunque igual lo inesperado sorprende a cualquier lector y da más ganas de seguir leyendo.



jueves, 21 de septiembre de 2017

Festín de muertos

De los 18 autores antologados, solamente 4 son mujeres y eso da qué pensar.

Son variaciones sobre el mismo tema, los zombis, esos seres medio muertos, medio vivos que desgarran a los que sí están vivos.

Hablaré solamente de algunos textos destacados en mi particular opinión:

El primero acerca de la noche de Tlatelolco, me dio esperanzar pero me dejó qué desear: el planteamiento y el desenlace me gustaron pero cómo llegó de un punto al otro, no.

El que se basa en la tradición mexicana de celebrar a los muertos también me dejó qué desear: la premisa daba para mucho pero no pasó de ser una ocurrencia.

La parte gráfica a cargo de BEF estuvo simpática pero también creo que pudo dar mucho más.

"El puente" de Gabriela Damián Miravete me gustó, su estilo de familia me pareció una novedad.

En "Como cada vez" de Karen Chacek el uso de la primera persona es refrescante y me gustó.

"Sala de recuperación " fue el único texto que me provocó escalofríos al considerar el plan del protagonista: un zombie bastante consciente como para elaborar una estrategia.

Me hizo falta el texto de la antologadora pero supongo que no podía ser incluido porque está ya publicado en otra antología de SM.



martes, 19 de septiembre de 2017

El destino y la espada

Si bien es el volumen más extenso de la saga, es el que leí con más soltura: las acciones se iban sucediendo con mayor velocidad y mejor hilación, sin notarse tiempos muertos gracias a las elipsis y los saltos en el tiempo.

Sergio ya alcanzó su madurez no sólo como ser humano sino como su verdadera naturaleza: se ha aceptado como es, aun cuando todavía no está seguro de lo que significa. Tomó una decisión que tal vez lo lleve a la muerte pero lo aceptó, a diferencia de los demonios, porque su lado bueno, su búsqueda del bien de la mayoría es más grande que la búsqueda de su propio bienestar.

Me gustó cómo poco a poco nos enteramos de la historia de Farkas, un ser más gris de lo que me esperaba: un punto de partida egoísta sí, pero que busca el bien ajeno aún a costa del mal de la mayoría.

No me gustó cómo Jop es un mero acompañante, si bien al final se le asigna una misión, creo que pudo haber hecho mucho más desde el principio.

La aparición/desaparición del papá me dejó con más preguntas y sinsabores que antes, estoy segura de que si hubiera criado a Sergio, hubiera podido cumplir su misión de mejor manera.

Julio es un héroe extraño: entre que se decide y no se decide a aceptar su misión, no le veo la posibilidad de convertirse en un héroe como Rojo, que se deshizo de 72 demonios. Gran personaje, me hubiera gustado que durara más.

Y Brianda, con ella las cosas estuvieron a punto de salirse de control pero volvió al redil y se mostró como siempre más valiente de lo que aparentaba, con más decisión y dispuesta a cumplir con el papel que le corresponde: sigue siendo mi personaje favorito.

En cuanto a la galería de demonios que conocimos, cada uno me da más miedo que el anterior y creo que lo más aterrador es la posibilidad de encontrarse con alguno de ellos cualquier día en su forma humana.

Una vez más, muy recomendable pero para pubertos con experiencia lectora, no sólo por la cantidad de páginas sino por la complejidad del manejo de los personajes y del tiempo de la historia: una lectura poco atenta puede llevar a la confusión.



sábado, 16 de septiembre de 2017

El domador de agua

El nombre de la protagonista es Safo pero ella ha decidido llamarse Inés, para evitar la burla de sus compañeros pubertos. Vive en una comunidad donde escasea el agua, donde la lluvias frecuentes son un cuento, una leyenda. Su padre se dedica a investigar maneras para aprovechar el agua y mejorar las cosechas. Debido a ese trabajo se mudan frecuentemente y ella deberá volver a empezar, junto con sus hermanos, en una nueva escuela.

Aunque breve, la historia nos alcanza a contagiar del sentimiento de falta de agua, de la desolación y del pesimismo ante la desilusión del futuro. Inés deberá no solamente adaptarse a la vida en un pueblito sino también a sus cambios propios de la pubertad.

Recomendable para formar conciencia sobre el desperdicio de agua y cómo es posible llegar a vivir como se narra si no se cuidan los recursos.



martes, 12 de septiembre de 2017

El llamado de la estirpe

Hasta ahora es el tomo más oscuro de esta saga: el libro empieza con la historia a medias, ya en un momento álgido y apenas nos estamos aclimatando a lo que está sucediendo, cuando pasan más y más cosas, cada vez más violentas.

No esperaba que la vida de Sergio tomara este giro, primero me sorprendió la Krypteia, luego el descubrimiento de su verdadera naturaleza y por último la acción que no puede llevar a cabo en el desenlace de la historia.

Jop también me sorprendió, se dejó manipular y por eso no sé qué tan confiable sea para futuros menesteres con Sergio, Si bien se redime con sus acciones junto con Guillén, me queda la espinita de si de verdad está confiando otra vez o si sus encuentros con Farkas lo llevaron al lado oscuro.

Brianda, poor Brianda. Ella sí que es la que peor lo pasa en la historia: escindida de su cuerpo por muchas páginas, violentada y sufriendo. Me sorprendió que nunca perdiera la fe ni el cariño por Sergio, que las dudas que tuvo en el pasado precisamente se quedaron en el pasado y más que alejarla de él, parece ser que la unieron más. No me gustó que decidiera partir sin ella, creo que hubiera sido de mucha ayuda que se fueran los tres juntos, pero tal vez hubiera sido demasiado parecido a Harry Potter cuando van en busca de los horrocruces.

Me gustó que por fin Sergio se enterara de qué es además de ser mediador, un poco como el héroe que quiere ser pero aún no termina por aceptarlo. Precisamente esa ambivalencia es lo que lo vuelve más creíble, las dudas que le acechan, los momentos en los que cree que tal vez y sólo tal vez sea una salida dejarse ir al lado oscuro.

A pesar de que se resuelven los casos más urgentes de este tramo de la historia, no me gustó que ahora sí quedaran muchos muchos cabos sueltos pues me temo que para la conclusión en el quinto volumen (que todavía no sale) tendré que esperar muchas más respuestas.

A diferencia de los primeros dos volúmenes, creo que este tercero ya no funciona por sí mismo: requieres haber leído lo previo para entender a cabalidad la historia.

Recomendable para pubertos ya familiarizados con la lectura y que sientan afinidad por el terror y el horror: un alma sensible va a sufrir y probablemente no le guste.